Blog

El último intento de frenar por la vía política las rotondas a nivel inferior proyectadas para la iniciada reforma del tramo Maó-Alaior de la carretera general (Me-1) se encontró ayer con la enésima negativa del equipo de gobierno de PP en el Consell Insular, que rechazó la propuesta del PSOE de suspender todos aquellos trabajos que afecten a las intersecciones en cuestión hasta las próximas elecciones del 24 de mayo del año que viene.